Aviones

—Ya ha sucedido. Hoy lo he visto claro. Me ha mirado otra vez de esa forma, sin saber siquiera que había una forma, que vengo diseccionando y memorizando todos sus gestos y aún así jamás logro adelantarme a la sorpresa. Y me he dado cuenta de que nunca va a haber otra mujer a la que soñar; ni otro ritmo que no sea el de los latidos que provoca en mi pantalón.
—¿Estás seguro de que ella es la definitiva?
—No tengo dudas, es el amor de mi vida.
—Entonces, ¿lo tienes claro?
—Sí. Matadla.

Anuncios

Un comentario en “Aviones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s