[No tienes de qué preocuparte]

No tienes de qué preocuparte:
tú no me quieres.
Pero prométeme que a lo largo de tu vida
tres
cuatro
quizás cinco
noches, antes de acostarte,
recordarás
cómo te hacía el amor
cada vez que te veía,
cómo me hiciste el amor
mientras no me lo hacías.

No tienes de qué preocuparte:
el código está intacto.
Pero prométeme que a lo largo de tu vida
tres
cuatro
quizás cinco
mañanas, al despertar,
recordarás
cómo lo incumplimos con los ojos
los condicionales los silencios,
cómo mientras tú temías
que un día no te quisiera más
yo te decía “no cuentes conmigo
para que te olvide”.

Anuncios

8 comentarios en “[No tienes de qué preocuparte]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s